A la hora de reformar un piso, una de las primeras decisiones a meditar es ¿modificamos la tabiquería para redistribuir los espacios?

Esta decisión en absoluto carece de importancia, debemos tener ciertas precauciones en edificios de cierta edad y en mayor consideración en las plantas cercanas a la planta baja.

Ante todo seguridad, se debe estar completamente seguros de que el paramento no tiene ninguna función estructural. En edificios antiguos es corriente la modificación parcial de sus muros de carga, se abren huecos de manera poco meditada que cambian la configuración de cargas. Esto puede provocar que en determinadas circunstancias la tabiquería pueda tener funciones portantes, la demolición sin un estudio estructural detenido puede representar un peligro en ciertas ocasiones.

Otra de las circunstancias importantes a tener en cuenta en la demolición de tabiques es la correcta evaluación del estado de sus forjados (elementos estructurales horizontales que forman los pisos). Las demoliciones de tabiques sobre forjados en estado deficiente se deben realizar siguiendo criterios técnicos, especialmente cuando estos son de madera, puesto que el golpe de la caida de los materiales de demolición  en ocasiones provoca fisuras en las viviendas contiguas. Asimismo se debe cuidar el almacenaje de escombros sobre los forjados existentes, es fundamental no acumular cargas sobre determinados puntos para no provocar sobreesfuerzos a la estructura.

Es pues prudente encargar a un arquitecto especialista en rehabilitaciones de edificios la revisión de paramentos y forjados, evitando de de esta manera accidentes y posteriores reclamaciones de vecinos afectados por las obras de nuestra vivienda.

Valoración de nuestros lectores
[Total valoraciones: 1 Promedio: 5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies