Cuando llega la hora de renovar la fachada de un edificio, sea cual sea su uso, no solo debemos tener en cuenta los aspectos puramente estéticos que afectan a enfoscados y pinturas. Si la intervención requiere la colocación de andamios (uno de los costes mas importantes en la reparación de una fachada), es muy recomendable la mejora de las características de eficiencia energética y así conseguir importantes ahorros en las facturas de las compañías energéticas.

Intervenir por el exterior del cerramiento soporte presenta las siguientes particularidades:

 La obra de rehabilitación se ejecuta con la mínima interferencia para los usuarios del edificio, no hace falta trabajar por el interior de las viviendas.

  • Al ejecutarse la intervención por el exterior, afectará a la totalidad del inmueble, no sólo a una vivienda o local en particular. Por consiguiente, se requerirá, previo a la intervención, el acuerdo expreso de la Comunidad de Vecinos. Tras la rehabilitación de la fachada el inmueble queda globalmente revalorizado en sus características estéticas y de durabilidad puesto que la capa de aislamiento protege el conjunto del edificio de manera muy efectiva de las inclemencias meteorológicas.
  • El aislamiento sobre las fachadas, no reduce la superficie útil del edificio o vivienda.
  • Se corrigen todos los puentes térmicos, de modo que se evitan las paredes “frías”, la falta de confort asociada a ellas y, sobre todo, el riesgo de formación de condensaciones y mohos superficiales. Este aspecto es especialmente importante ya que en las fachadas se producen casi todos los puentes térmicos: encuentros con la estructura (pilares, vigas, frentes de forjado) y formación de huecos (alféizares, mochetas, dinteles, capialzados).
  • Se aprovecha la inercia térmica del cerramiento existente (capacidad calorífica de los materiales de construcción). Es especialmente conveniente aislar por el exterior cuando la vivienda o edificio son de ocupación permanente. De este modo, se consigue utilizar toda la masa del cerramiento para estabilizar las temperaturas y así conseguir una reducción adicional en el consumo de combustible para la climatización (calefacción + refrigeración) del edificio o vivienda.

Estudiando la trasmisión energética de los cerramientos típicos de las edificaciones mas habituales existentes en nuestras ciudades, y su posteriormente las trasmitancias de las fachadas mejoradas obtenemos los siguientes valores.

%

Ahorros estimados para una configuración constructiva estandar

CASO I

%

Caso 1: Reducción de consumos (en cerramientos)

CASO II

%

Caso 2: Reducción de consumos (en cerramientos)