vivienda 24/7

¿Que hemos aprendido, en el confinamiento, de nuestras viviendas?

Una vez pasado el confinamiento de más de dos meses a causa de la crisis sanitaria, plasmamos aquí algunas conclusiones que hemos sacado de la experiencia de vivir nuestras casas las 24 horas del día y los 7 días de la semana y que nos ayudarán a proyectar las nuevas viviendas post-covid 19.

 

vivienda flexible con más prestaciones

 Uno de los puntos que necesitamos mejorar es el de conseguir una vivienda más flexible y con más prestaciones, ya que, en la mayoría de los casos, la vivienda la utilizan personas de diferente edad, con distintos gustos, con necesidades distintas a la hora de teletrabajar o estudiar, etc.

Creemos que las viviendas que proyectemos a partir de ahora deberán presentar espacios con igualdad de características, para que sea el usuario final el que defina su uso.

Esto se traduce en quitar jerarquías a los espacios, es decir, que todas las estancias sean igual de importantes, con las mismas dimensiones a ser posible, y quizás, y esto dependerá de los gustos, que la cocina unida al salón sea el centro de la vivienda y a partir de ella se desarrollen las diferentes actividades.

Viviendas donde no existan diferencia entre habitaciones principales y secundarias.

vivienda flexible

Salubridad

 Viviendas con espacios salubres, donde la ventilación y la iluminación natural tengan la importancia que se merecen, porque la vivienda ya no será únicamente el lugar de descanso después de un día de trabajo, a partir de ahora será también nuestro lugar de trabajo, de estudio y de esparcimiento.

ventilacion natural

 

Renaturalización

Otro de los puntos a tener en cuenta en la proyección de viviendas post covid es la renaturalización de los edificios, rediseñando las azoteas para poder utilizarlas como jardines para la comunidad o incluso huertos urbanos. La inclusión de la biofilia dentro de las viviendas, promoviendo la construcción de balcones y terrazas y prohibiendo su cierre para incorporarlos al salón, ayudando tanto a promotores como a propietarios a través de la normativa, a la incorporación de estos elementos al proyecto, una vez que sabemos que, en caso de futuros confinamientos, será el lugar de contacto con el exterior. 

 

La importancia de los detalles.

No podemos olvidarnos de la importancia que tiene el interiorismo dentro de las viviendas que serán viviendas 24/7,es decir con un uso intensivo, ya que el cuidado de los detalles, como el mobiliario, la iluminación artificial, los materiales, permitirán la creación y programación de las estancias, sin necesidad de depender de una tabiquería fija.

Dentro de la vivienda uno de los espacios más demandados detrás de las terrazas, balcones y patios, es el vestíbulo o recibidor, donde, como ya hemos dicho, podríamos dejar la bici, pero también, las ropa y zapatos que traemos de la calle, los paquetes que nos deja correos, etc. Una especie de zona de transición entre el exterior dónde estaría una supuesta amenaza, en este caso un virus, y el interior, donde estaremos a salvo de cualquier contagio.

Otro de los espacios que no podrán faltar en nuestras viviendas 24/7 son los espacios destinados al teletrabajo, espacios flexibles, pero con la posibilidad de cierta privacidad para momentos de concentración o reuniones de trabajo.

Todo ello podemos conseguirlo mediante el diseño de espacios flexibles, con mobiliario que permita la configuración los espacios, y materiales que nos ayuden tanto visual como mentalmente a distinguir un uso de otro.

 

casa flexible

 

Automatización

Otro de los puntos que también tendrá una gran importancia es la creciente automatización de los espacios, especialmente los espacios comunes de los edificios, donde la tecnología contactless, nos ayudará a minimizar los posibles contagios en casos de pandemia como la que estamos viviendo. En este sentido será prácticamente obligatorio si sigue creciendo la cultura del co-living.

vivienda post covid

 

SOSTENIBILIDAD

Por otro lado, debemos seguir apostando por ciudades y viviendas sostenibles, donde los edificios tengan un consumo energético casi nulo, utilizando estrategias pasivas, como el aprovechamiento de aguas, el uso de energías renovables, la ventilación cruzada, la orientación de los edificios para el aprovechamiento de la energía solar, entre otras medidas, e incluir un protocolo o manual de usuario para que las personas que allí vivan sepan utilizar y aprovechar todas estas medidas de sotenibilidad.

En este sentido esperamos que en un futuro muy cercano, las bicicletas ganen terreno al coche, lo que hará que, como arquitectos e interioristas, pensemos espacios tanto en los edificios como en las viviendas para guardarlas y/o cargarlas.

vivienda sostenible
Conclusión

Por último, nosotros como arquitectos, no podemos hacer nada si los que gobiernan, no cambian las normativas actuales, para permitir que lo anteriormente expuesto, como viviendas flexibles, con espacios desjerarquizados, viviendas que vayan hacia el consumo energético nulo, viviendas donde sea obligatorio espacios en contacto con la naturaleza, con biofilia dentro de las mismas, viviendas dónde prime el uso de materiales naturales y reciclados y reutilizables, se pueda llevar a cabo, ya que, queda muy poco espacio para la creación y el desarrollo, después del cumplimiento de la larga lista de normativa a cumplir. 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.